El CONICET ha desarrollado, en los últimos años, una política de apertura y vinculación con la sociedad, poniendo a disposición de los sectores socio-económicos su experiencia en investigación y desarrollo. El CCT actúa como unidad de enlace entre las necesidades de los distintos sectores de la sociedad, y los equipos de investigadores y profesionales, centros de investigación y desarrollo capaces de responder a esos requerimientos.

Para desarrollar estas actividades de transferencia se han ido desarrollando capacidades e instrumentos de gestión de la vinculación. Estos instrumentos son: convenios con empresas o entes públicos, con el propósito de establecer vínculos para asistir técnicamente, realizar una investigación y desarrollo a demanda, estudios de factibilidad, licenciar conocimientos ya desarrollados y protegidos a empresas, etc.

Los servicios tecnológicos de alto nivel (STAN), son actividades científicas tecnológicas tales como ensayos, análisis y asistencia técnica que, utilizando el equipamiento, la infraestructura y los recursos humanos especializados de los Centros, Institutos y Laboratorios dependientes del CONICET o relacionados con él, se brindan a otros grupos de investigación, a las empresas y a la comunidad en general, y por las cuales se percibe un arancel.

Para poder ejecutar un STAN u otro tipo de actividad de vinculación, el CCT CONICET Tandil está relacionado con dos unidades de vinculación tecnológica (UVTs), una de ellas es la UNCPBA y la otra es la Fundación INNOVA-T. Ambas son personas jurídicas que facturan y administran por cuenta y orden del CONICET fondos que se originan en las prestaciones de STAN/Asesorías etc.  Se dispone de un procedimiento administrativo ágil que facilita la tarea de vinculación de los investigadores o grupos que desarrollan este tipo de actividad.